¿Qué es la rosácea? 5 trucos para calmar el enrojecimiento facial

¿Qué es la rosácea? 5 trucos para calmar el enrojecimiento facial

Tener la cara constantemente roja, con pequeñas lesiones inflamatorias e incluso con pus puede ser sinónimo de tener rosácea. Y sí, es muy común ver a muchas personas con este problema en la piel. 

Seguramente, si sufres de rosácea, estarás ya cansada de aplicar diferentes cremas a tu piel sin tener una solución efectiva. Por ello, es fundamental que conozcas bien qué es la rosácea, cuáles son sus síntomas y los trucos principales para recuperar el control y la confianza en tu piel.

En LICO somos conscientes de este problema y hemos formulado un tratamiento para que sepas cómo aliviarla aprovechando la sinergia entre la naturaleza y la ingeniería.

¿Qué es la rosácea?

La rosácea es una enfermedad crónica multifactorial de la piel que se manifiesta principalmente a través de enrojecimiento facial, pústulas, pápulas y vasos sanguíneos dilatados. Este problema afecta tanto a hombres como mujeres, con mayor frecuencia entre los 30 y 50 años.

La rosácea suele aparecer en el rostro y ocasionalmente en los ojos. Sus principales signos incluyen enrojecimiento en mejillas y nariz, visibilidad de vasos sanguíneos en cara, cuello y frente, así como la formación de pequeñas lesiones inflamatorias y pústulas.

¿Por qué se produce la rosácea? Causas principales

Las causas de la rosácea son diversas y pueden incluir factores genéticos, ambientales y del estilo de vida. Entre las causas comunes se encuentran la exposición prolongada al sol, el consumo de alcohol, el estrés emocional, ciertos alimentos picantes o calientes, y la presencia del ácaro Demodex en la piel.

Síntomas comunes de la rosácea

Los síntomas de la rosácea pueden variar en intensidad de una persona a otra. Entre los más comunes están:

  • Enrojecimiento facial persistente especialmente en la zona central del rostro, como las mejillas, la nariz, la frente y el mentón. Este enrojecimiento puede ser intermitente o constante y puede empeorar con el tiempo.
  • Vasos sanguíneos visibles conocidos como telangiectasias. Estos vasos sanguíneos dilatados pueden aparecer como líneas rojas o patrones de araña en la piel.
  • Pápulas y pústulas en la zona central del rostro. Estas lesiones inflamatorias pueden parecerse a las del acné y pueden ser sensibles o dolorosas al tacto.
  • Sensibilidad cutánea especialmente a productos tópicos, cambios de temperatura y exposición al sol. La sensación de ardor, picazón o escozor también puede ser común.
  • Sequedad ocular, picazón, ardor y sensación de cuerpo extraño. Estos síntomas pueden ser debilitantes y afectar la calidad de vida.

¿Cuál es el ácaro de la rosácea?

Demodex, un tipo de ácaro que habita en los folículos pilosos, se ha asociado con la rosácea. Aunque su papel en el desarrollo de la afección aún se está investigando, se cree que su presencia puede desencadenar reacciones inflamatorias en la piel.

Tipos de rosácea

Los tipos de rosácea se dividen en varios subtipos, cada uno con sus propias características distintivas. Estos subtipos pueden variar en la forma en que se muestren los síntomas y en la gravedad de la afección:

  • Rosácea eritematotelangiectásica: se caracteriza por enrojecimiento facial persistente, a menudo acompañado de vasos sanguíneos visibles en la superficie de la piel.
  • Rosácea papulopustular: se presenta con enrojecimiento facial persistente, pero también incluye la presencia de pápulas y pústulas, similares a las del acné.
  • Rosácea fimatosa: es menos común y se caracteriza por un engrosamiento de la piel, especialmente en la nariz.
  • Rosácea ocular: La rosácea también puede afectar a los ojos en forma de sequedad, picazón, ardor, sensación de cuerpo extraño, sensibilidad a la luz y enrojecimiento. 

5 consejos para calmar y prevenir el enrojecimiento facial

Seguro que te has sentido frustrada al ver que la rosácea no mejora ni con el paso del tiempo ni con las pautas que te han aconsejado. Es normal, pero piensa en positivo y toma nota de estos cinco consejos principales que te recomendamos para calmar y prevenir el enrojecimiento facial. ¡Ya verás que sentirás una mejora bastante notable! 

Según la época del año

El clima puede afectar la piel de diferentes formas. Cuando el tiempo está frío y seco, es importante proteger la piel del viento y la baja humedad con cremas hidratantes adecuadas. No obstante, cuando hace sol, también es fundamental proteger la piel de los rayos UV, ya que pueden empeorar los síntomas de la rosácea.

Te recomendamos hacer uso de la protectora solar de LICO REUNION ESSENCE, ya que ofrece una protección superior contra los daños del sol. Puedes elegir entre FRESH SUN REPAIR si tu piel es mixta y grasa, o CALM SUN REPAIR si tu piel es seca y sensible. 

Alimentos y bebidas

Algunos alimentos y bebidas pueden desencadenar brotes de rosácea en algunas personas. Evita los alimentos picantes, los productos lácteos, el alcohol y los alimentos con alto contenido de histamina, como el queso curado y los embutidos. Te recomendamos una dieta equilibrada rica en frutas, verduras, granos enteros y proteínas magras.

Hidratación y limpieza de la piel

Una rutina de cuidado de la piel suave y adecuada puede ayudar a calmar la piel propensa a la rosácea. Utiliza limpiadores suaves y sin fragancia para lavar tu rostro y asegúrate de hidratar la piel con una crema hidratante suave y no comedogénica.

Embarazo o Menopausia

Las fluctuaciones hormonales pueden desencadenar brotes de rosácea en algunas mujeres. Si crees que la rosácea puede deberse a ello, es importante que hables con un profesional para controlar estos síntomas.

Control del estrés

Medita, respira profundamente, haz yoga o ve a terapia. Es fundamental reducir el estrés.

¿Que no debe hacer una persona con rosácea?

Existen hábitos que una persona con rosácea debe evitar para ayudar a prevenir proteger la salud de la piel. Entre ellos están: evitar la exposición excesiva al sol, no usar productos irritantes, no exfoliar en exceso, no frotar la piel, no automedicarse y, como antes hemos visto, no consumir alimentos desencadenantes y evitar el estrés emocional. 

¿Cómo se puede quitar la rosácea? Tratamiento ideal

La rosácea, a día de hoy, no tiene cura definitiva. Sin embargo, existen tratamientos que pueden ayudar a controlar los síntomas y mejorar la calidad de vida de las personas que la padecen. Por ello, en LICO, hemos formulado un tratamiento para la rosácea combinando el poder de la naturaleza y la ingeniería: Rosetta Essence.

El tratamiento está compuesto de dos productos: Red Repair Sérum, un sérum reparador que combina los activos más avanzados para reducir la inflamación y el enrojecimiento, y Calming Cream, una crema calmante que protege y restaura la barrera cutánea, reduciendo la sensibilidad y el malestar asociados con la rosácea.

Su formulación destaca porque es más que un simple tratamiento, es un escudo multiactivo que combina la precisión científica con el poder de la naturaleza. Su fórmula potenciada combina cuatro activos de última generación: Ácido Azelaico Puro, Ectoína, Diosmina Nanoencapsulada y Ácido Hialurónico Hidrolizado, además de aceites naturales como el aceite de cártamo y de semillas negras, ambos originarios de Egipto. 

En definitiva, recuerda que la rosácea se puede controlar, que es muy importante identificar los desencadenantes, cuidar la piel con productos no irritantes y controlar el estrés. Si tienes cualquier duda sobre la rosácea o este tratamiento, puedes contactar con nuestro equipo por WhatsApp. ¡Recupera el control de tu piel y disfruta de una piel más saludable y radiante!

Regresar al blog

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.